Presentación de la revista: “De Panes y Peces”

En el día miércoles 11 del corriente mes de enero se llevó a cabo la presentación oficial de la revista de ABUA: “De Panes y Peces”, en la ciudad de Villa María.

La misma se realizó dentro del marco del Encuentro Nacional de Capacitación de ABUA (E.N.C.A. 2017), y contó con la participación de varios de sus escritores e integrantes del equipo editorial.

WhatsApp Image 2016-12-28 at 22.50.16
Tapa de la primera edición de la revista de ABUA: De Panes y Peces

 

Compartimos el texto editorial de la misma, escrito por su director, René Galván:

Ser parte de un movimiento o familia como la Asociación Bíblica Universitaria Argentina (ABUA) es ubicarse en un contexto de heterogeneidad. La Argentina ofrece un colorido mosaico de realidades sociales y eclesiásticas que enriquecen las interpretaciones y las concepciones generales.

La misión universitaria, la justicia social, la violencia, el medio ambiente y la estética tienen tantas miradas como ojos estén dispuestos a prestar atención. También hay manos dispuestas a sumarse a esos ojos y trascender la observación. Como las del niño que entregó sus panes y sus pececillos para que Jesús llevara adelante su milagro multiplicador y saciara el hambre de miles. Manos que también se encuentran dispuestas a escribir lo que piensan y lo que creen.

Convencidos del poder de la palabra escrita, inauguramos este espacio para plasmar en el tiempo las reflexiones, las devociones y las ideas que ayudan a pensar nuestra praxis evangélica como cristianos comprometidos con la realidad latinoamericana.

La misión integral, tanto como expresión conceptual o como práctica evangélica retomada, ha impactado en distintas oleadas al campo evangélico latinoamericano en las últimas décadas. Los movimientos estudiantiles han recibido su influencia y de diversos modos se han ocupado de estudiar y transportar a la experiencia sus fundamentos bíblicos.

El dinamismo de lo social y los cambios políticos llevan a cuestionar y buscar nuevos significados a algunos conceptos e ideas construidos sobre los vínculos entre el evangelio y la integralidad de la persona. En esta primera edición de la revista De panes y peces, van a encontrar artículos producidos por estudiantes y profesionales vinculados a la ABUA, todos ellos direccionados por el tema del Encuentro Nacional de Capacitación 2017: Hacer la misión integral.

Nuestro agradecimiento a todos los que han aportado para que esta publicación esté disponible: a los que han tenido la idea inicial, a las autoridades por apoyar este espacio y a los autores por destinar su tiempo y comprometerse con la escritura. A los lectores la gratitud es por confiar en este proyecto, con el cual esperamos cumplir expectativas y generar un espacio para la acción colectiva por un mundo cada vez más justo y pleno de vida en Cristo Jesús.

Presentacion en ENCA
El evento de presentación se realizó bajo la modalidad de “Mesa Panel” entre algunos de sus realizadores.

La presentación cerró con un fuerte llamado a la participación de todos los integrantes del movimiento en el proceso creativo. Tanto estudiantes, como profesionales, asesores, colaboradores y demás, están más que invitados a escribir artículos para ser publicados en la próxima edición.

Estamos muy contentos de poder contar con este nuevo recurso apuntado a la extensión del Reino de Dios en la Universidad y en la sociedad toda.

Quienes deseen adquirir un ejemplar de la revista pueden comunicarse con: René Galván (galvanrenejavier@gmail.com).

La Misión Holística

Desde el vamos, tener que agregarle un epíteto al concepto de ”misión” no es de lo más conveniente. Lo ideal sería hablar limpia y llanamente de “misión” y que todos comprendiéramos lo mismo. Sin embargo, la historia de la Iglesia Latinoamericana nos ha traído hasta acá y es de público conocimiento las tensiones que se vienen generando, desde hace algunas décadas, alrededor de la definición del alcance de la misión. Por esto, considero necesario abordar el tema de lo holístico de la misión de Dios, desde una perspectiva clarificante y conciliadora, sin ser un abordaje teológico intenso, y apoyando mi análisis fundamentalmente en el capítulo 20 del libro “El cristiano contemporáneo” de John R. W. Stott. No pretendo con esto agotar el tema, sino ayudar a que profundicemos sobre el mismo para ser más fieles a nuestro Señor, porque no nos olvidemos que “creer es también pensar”.

Arrancando por la definición, Stott enuncia: <Holístico (de “holismo”, la noción filosófica de que: “el todo es mayor a la suma de las partes”) tal vez no sea un epíteto muy adecuado para aplicar a la misión cristiana. Con todo, tiene por objeto destacar el hecho de que la misión auténtica es una actividad abarcadora que abraza la evangelización y la acción social, y se niega a permitir que se las mantenga divorciadas> (1).

Entonces, el término de misión holística se introduce como un esfuerzo en señalar que, lo que se considera comúnmente como misión, no es en realidad la totalidad de la misma.

Durante los últimos 50 años, comenzando esto en la comunidad ecuménica, y luego entre los evangélicos, se ha dado un desacuerdo considerable respecto al significado de la misión y la relación entre la evangelización y la acción social. Por un lado, están los que han tendido a centrarse exclusivamente en la evangelización (2) y a descuidar la necesidad social, ya sea de ayuda a los necesitados, especialmente a los hambrientos, o de libertad y justicia para los oprimidos. Y por el otro, los que se han ido al extremo opuesto y han tendido a descuidar la evangelización, o han intentado reinterpretarla en función únicamente de la acción socio-política.

Algunas veces la diferencia entre estas dos perspectivas, al no manejarse de manera madura, genera estériles polarizaciones entre los grupos que pretenden defender una u otra visión, generando reacciones exageradas ante la posición del otro.

 

El “Pacto de Lausana” y la primacía de la evangelización:

En este sentido, el “Pacto de Lausana(3), incluyó la afirmación de que: <tanto la evangelización como la actividad socio-política forman parte de nuestra responsabilidad cristiana>. Sumando a esto, el movimiento de Lausana se ha mantenido firme en cuanto a la primacía de la evangelización, y en su “Consulta sobre la relación entre la evangelización y la responsabilidad social” ha enunciado que: <pocas veces, si es que alguna, deberíamos tener que elegir entre … curar cuerpos y salvar almas … No obstante, si debemos elegir, entonces tenemos que decir que la necesidad suprema y última de toda la humanidad es de la gracia salvadora de Jesucristo, y que, por consiguiente, la salvación eterna y espiritual de la persona tiene mayor importancia que su bienestar temporal y material>.

La primacía de la evangelización tiene además una cierta prioridad lógica: <El hecho mismo de la responsabilidad cristiana presupone cristianos socialmente responsables, y esto sólo es posible mediante la evangelización y el discipulado> (4).

O como me ha dicho una amiga: <Qué profundo, complejo y triste es ver que el mal está radicado en el corazón del ser humano … >. Por esto, son los corazones en los cuales Dios está trabajando los que llegan a comprometerse seriamente con las causas sociales, como el hambre o la destrucción ambiental (5). Son precisamente las personas transformadas por Jesucristo las que deberían encabezar las reformas sociales, políticas y económicas bajo la bandera del Reino de Dios.

En fin, el reafirmar la primacía teórica de la evangelización no llega a resolver el conflicto. Ya que resta definir otras relaciones entre evangelización y responsabilidad social.

 

Relaciones entre evangelización y responsabilidad social (6):

Con el objeto de elaborar estas relaciones se llevó a cabo la “Consulta Grand Rapids” en 1982. En esta, sus miembros aclararon tres de los problemas:

      1. Primero, <La actividad social es una consecuencia de la evangelización>. Porque la evangelización acerca a la gente a la fe, la fe obra por el amor, y el amor produce el servicio (7). De hecho, la responsabilidad social del evangelio es más que una consecuencia de la evangelización, es también uno de sus principales objetivos, dado que somos salvos para buenas obras (8).
      2. En segundo lugar, <La actividad social puede construir un “puente” para la evangelización>. A pesar del riesgo de atraer “cristianos por conveniencia”, puede demoler prejuicios y sospechas, abrir puertas y lograr que se escuche el evangelio.
      3. Tercero, <La actividad social no sólo es consecuencia de la evangelización y uno de sus objetivos, y la precede como su puente, sino que a la vez la acompaña como su socia o colaboradora>.  Son como las dos hojas de una tijera, o como las dos alas de un ave. Son aún hoy en día, dos cosas tan unidas como lo fueron en el ministerio de Jesús.

De esta forma, no culpamos al buen samaritano por ocuparse de las heridas del viajero sin indagar en su situación espiritual, ni a Felipe por compartir el evangelio con el etíope sin averiguar sus necesidades sociales. No obstante, estos fueron llamados puntuales y situaciones particulares. Hablando en general, todos los seguidores de Jesucristo tienen la responsabilidad y el privilegio, según las oportunidades que se le presenten, tanto de testificar como de servir.

 

Consideración de algunas objeciones (9):

Si bien la base bíblica para la asociación entre evangelización y responsabilidad social es obvia y puede plantearse muy bien, se han presentado algunas objeciones a lo largo de los años:

      1. Primero, <¿no deberían los cristianos mantenerse alejados de la política?>. Nuestra respuesta a esta primera objeción dependerá de la connotación que le demos al término “política”. Política, se refiere a la vida de la “polis”, la ciudad, y al arte de vivir en comunidad. En este sentido, estamos todos incluidos en la política, ya que Jesús nos llama a vivir en un mundo secular. Y en lo que respecta a nosotros como movimiento estudiantil, la universidad misma es un ámbito de profundo entramado político.
      2. Segundo, <¿No es esto volver al antiguo “evangelio social”?>. No, no lo es. Tenemos que llegar a poder distinguir entre el evangelio social, desarrollado por el profesor alemán Walter Rauschenbusch y sus amigos a comienzo de este siglo, y las implicaciones sociales de nuestro evangelio bíblico. Hay una tendencia a tildar de “evangelio social” a toda iniciativa cristiana que intente vivir un evangelio bíblico de manera integral.
      3. En tercer lugar, <¿no es esta preocupación social igual a la “teología de la liberación”?>. No, por cierto que no. Y en este caso también es importante entender que quien pretenda vivir la misión de manera holística no debe necesariamente adherir a la “teología de la liberación”. Entendiendo además, que la teología de la liberación está vinculada a teorías marxistas que algunos cristianos no aceptan. Habiendo dicho esto, la liberación total de los seres humanos de todo aquello que los oprime, degrada y deshumaniza es del agrado y voluntad de Dios, su Creador (Ver Isaías 58).
      4. Cuarto, <¿no es imposible esperar un cambio social a menos que la gente se convierta?>. Nuevamente, no es así. Desde luego que se anhela que la gente conozco a Cristo. Pero Él, por medio de su pueblo, ha ejercido históricamente una influencia enorme para el bien de la sociedad en general. Pensemos, por ejemplo, en las luchas llevadas adelante por cristianos por mejores niveles de salud e higiene, la mayor difusión de la educación, el creciente respeto hacia la mujer y el niño, la preocupación por los derechos humanos, las mejores condiciones en fábricas, minas y cárceles, la abolición de la esclavitud y el tráfico de esclavos y demás (10).
      5. Quinto, <¿no nos distraerá de la evangelización el compromiso con la acción social?>. Sí podría, pero no tiene por qué hacerlo. Por cierto, deberíamos estar atentos ante esta posibilidad, y estarles agradecidos a los guardianes evangélicos que ladran fuerte si ven en nosotros alguna señal de disminución del compromiso con la evangelización. Con todo esto, si vivimos dentro del Reino de Dios, nuestros incentivos para evangelizar se renovarán continuamente. Queriendo siempre compartir las buenas nuevas del Creador, y es entonces, donde la acción social, lejos de desviarnos de la evangelización, la hará más efectiva, al hacer más visible y más creíble el evangelio. A modo de ejemplo, hace unos años, nuestros compañeros peruanos de AGEUP (11), movidos a servir, llevaron adelante una campaña de limpieza de baños en la universidad ya que por alguna razón nadie lo hacía desde hacía ya algún tiempo. Esto fue tan notorio que aún los profesores se sumaron a este “proyecto”, dándoles la oportunidad de compartir su fe con ellos, con el decano y con otros estudiantes también (12).

Para finalizar, es importante que sigamos profundizando teológicamente sobre estos temas como movimiento estudiantil, para llegar a consensos, y tal vez en un futuro, al hacer referencia a la misión de la iglesia todo el mundo pueda interpretarla naturalmente como lo que es, una conjunción holística e integral de evangelización y acción social.

Ing. en Sist. Pablo P. – Profesional colaborador en ABUA Rosario.

Citas:

    1. John Stott, “El cristiano contemporáneo”, Cap. 20 “La misión holística”, pág. 323, Edición Libros Desafío.
    2. No está en los límites de este artículo el definir “evangelización”, sin embargo, Samuel Escobar ofrece una definición muy sugerente de la misma, como la “Vivencia y comunicación intencional y gozosa del evangelio” (‘Como comprender la misión’, Samuel Escobar,  Editorial Certeza Unida), definición que bien aplicada, nos podría ahorrar mucho debate.
    3. “Pacto de Lausana”, 1974, https://www.lausanne.org/es/contenido/pacto-de-lausana/pacto
    4. John Stott, “El cristiano contemporáneo”, Cap. 20 “La misión holística”, pág. 325, Edición Libros Desafío.
    5. Comparto nuestro blog para quienes quieran profundizar en la temática del cuidado del medio ambiente desde una perspectiva cristiana: http://compromisoconlacreacion.blogspot.com.ar/
    6. John Stott, “El cristiano contemporáneo”, Cap. 20 “La misión holística”, pág. 326, Edición Libros Desafío.
    7. Gálatas 5:6,13.
    8. Efesios 2:10, Tito 2:4.
    9. John Stott, “El cristiano contemporáneo”, Cap. 20 “La misión holística”, pág. 334-337, Edición Libros Desafío.
    10. Personalmente, me hubiera gustado poder incluir el tema de la protección del medio ambiente en esta lista, pero la historia reciente de la iglesia ha demostrado un profundo desinterés de la misma hacia el cuidado la creación.
    11. www.ageup.org.pe
    12. This is IFES, minuto 1:05, https://vimeo.com/16933508

El espacio de la fe en la arquitectura – Por Ramiro D.

“El arquitecto es el hombre (o mujer) sintético, el que es capaz de ver las cosas en conjunto antes de que estén hechas.” Antoni Gaudí

En nuestro entorno, de fuerte pensamiento griego y descartiano, es normal encasillar profesiones y prejuzgar sus alcances e implicancias. Así es como la arquitectura llega a ser conocida como una profesión que “se dedica a la construcción de casas o edificios, en cuanto a su valor estético solamente”, surgiendo así, por ejemplo, curiosas y divertidas comparaciones entre los arquitectos y los ingenieros civiles.
Es tan popular este prejuicio sobre la arquitectura, que cuando comento que mi tesis final, que llevo adelante con dos compañeros, es: “el problema de los adolescentes en conflicto con la ley penal”, las personas suelen quedar absortas y no llegan a comprender que tiene que ver esto con la arquitectura. ¿Serán las problemáticas sociales trabajo exclusivo de los sociólogos? ¿O de los trabajadores sociales? ¿O de los políticos?

Lo cierto es que como dice Gaudí, el arquitecto debe concebir las cosas en su mente antes de que estén hechas. Es por esto que mi fe me guío a esa problemática, ya que la experiencia indica que las instituciones que se supone deben corregir los problemas de delincuencia juvenil los terminan agravando, o atentan contra la vida de los adolescentes que concurren a ellas. Y fue ahí cuando imaginé un lugar diferente, un espacio con interacciones más igualitarias, un espacio donde se pueda aprender a vivir en sociedad, donde se pueda vivir el Reino de Dios.
Para profundizar en esta compleja temática tuvimos que entender la problemática en contexto, así que consultamos a jueces, sociólogos, educadores sociales, ONGs relacionadas con los correccionales, ex secretarios de niñez, leímos libros, vimos documentales, etc. A decir verdad, no nos encontramos con lo que esperábamos y eso nos sorprendió.
Esperábamos hacer una “recomposición” del actual complejo edilicio, pero terminamos descubriendo que en realidad el problema estaba en el diseño de la ciudad y no en estos institutos puntualmente. Debimos cambiar nuestro ámbito de acción desde un terreno de 68 hectáreas a toda la ciudad de Córdoba, ya que de la manera como está organizada hoy en día sólo funciona como un aparato de exclusión, quitando oportunidades a quienes les toca nacer en determinados barrios.
Creamos entonces un sistema inserto en la ciudad, a diferencia del anterior que estaba fuera de la ciudad, y lo relacionamos con las familias y el entorno del joven, dando equipamientos culturales y deportivos al barrio. Dispusimos estos centros en las zonas de fricción entre barrios de diferentes clases sociales, haciendo “puentes” entre ellos. Entendí en este punto, en medio de esta investigación, el compromiso y la humildad que se necesita para relacionar la profesión con la fe. Compromiso para no dar la respuesta fácil, la que no nos cuesta dar, para profundizar y conocer qué haremos y con quién. Y humildad para reconocer que no sabemos todo, que la multidisciplinariedad es una herramienta valiosísima para la construcción de conocimiento y también de espacios habitables.

Parque Biblioteca

Parque Biblioteca España / Giancarlo Mazzanti. Antioquía-Colombia. Obra de biblioteca, centro cultural, centro vecinal y espacio público para un sector marginado.

Si bien es cierto que cualquier persona comprometida puede preocuparse y ocuparse de cuestiones sociales desde su carrera, y que no hay una necesidad de aludir a la fe como el motor de sus actos, en mi experiencia personal es innegable que el Reino de Dios y su justicia fueron los que guiaron mis incertidumbres y me lanzaron a entender mi profesión como una herramienta de servicio.

A medida que seguíamos avanzando con la investigación iban surgiendo más y más interrogantes, que se relacionaron con otras interrogantes que traía con anterioridad sobre mi profesión: En un país donde casi el 50% de los niños son pobres ¿no tenemos nada para decir los arquitectos sobre espacios de aprendizaje inclusivo? ¿sobre el juego? ¿sobre la seguridad?.
¿Por qué las estructuras de poder no tienen ninguna dificultad para llevar a cabo la dominación del espacio en el que vivimos y nos movemos?.
¿Por qué las ciudades son exclusivas, creando barrios cerrados, altos muros y pocos espacios para compartir?.
En un contexto de desigualdad extrema como lo es en Latinoamérica, ¿no deberíamos concentrar nuestras fuerzas en los espacios públicos de calidad, donde la sociedad toda se encuentre, se transforme y recree?
Y hablando de lo mismo ¿no decimos nada los arquitectos cristianos sobre el modo de vida individualista, aislante, que causa depresión y malestar?
¿Podremos proponer nuevos modos de habitar, más comunitarios, más sustentables, no dando de comer al mercado con edificios “caja de zapatos”?
¿Por qué es tan poco eficiente el transporte público para las zonas que más lo necesitan?
¿Por qué contaminamos el planeta usando un auto por persona cuando se pueden compartir?
¿Qué lugar tiene la naturaleza en nuestras construcciones?, las formas de construcción milenarias, amigables con el medio ambiente ¿son tan descabelladas que no forman parte de las reflexiones académicas dentro de la currícula universitaria?

Quizás sean estas preguntas lo más valorable e importante que pueda dejar a quien lea esto, ya sea arquitecto o estudiante de arquitectura (o también algún ávido lector intrigado). Son las preguntas las me construyen y deconstruyen constantemente, son variadas, multifacéticas, filosas, peligrosas. Son las preguntas que me hace el carpintero, mientras camina por Galilea, por Samaria, por Decápolis o por la región de Tiro y Sidón. Él me desafía con su manera especial de decir las cosas, y mientras lo veo sanando a los desvalidos me dice: <“Voy a decirles a quién se parece todo el que viene a mí, y oye mis palabras y las pone en práctica: Se parece a un hombre que, al construir una casa, cavó bien hondo y puso el cimiento sobre la roca. De manera que cuando vino una inundación, el torrente azotó aquella casa, pero no pudo ni siquiera hacerla tambalear porque estaba bien construida. Pero el que oye mis palabras y no las pone en práctica se parece a un hombre que construyó una casa sobre tierra y sin cimientos. Tan pronto como la azotó el torrente, la casa se derrumbó, y el desastre fue terrible.”> (Lucas 6:48-49)
Que podamos usar ese cimiento para todas nuestras construcciones, y no tengamos nuestra profesión o estudio separados de nuestra fe. ¡Vivamos el Reino de Dios también con nuestra forma de construir!

Ramiro Domenech, estudiante de arquitectura en tesis en la UNC en Córdoba. Adscripto en la cátedra de Arquitectura Paisajista y miembro de ABUA.

La resurrección y nuestro testimonio – Por Teresa Blowes

En una encuesta sencilla que ocupamos tiene la pregunta: “Crees que Jesucristo vive hoy?” Si la respuesta es “Sí”, entonces se les pregunta: “Qué está haciendo actualmente?” y “Cómo afecta tu vida?” Luego se pide un momento para compartir como me afecta a mí. ¿Cómo afecta tu vida la verdad de que Jesucristo está vivo hoy?

¿Podrías explicar esto a tus contactos no creyentes?

En el grupo de Buenos Aires hicimos un a capacitación sobre este tema como parte de estar “siempre preparados para presentar defensa ante todo lo que demande razón de la esperanza que hay en ” nosotros. (1 Pedro 3:19)

La resurrección de Cristo es lo que le distingue de todos los demás maestros del mundo pagano, y es lo que distingue la respuesta de Cristianos de todos los demás.
La resurrección de Cristo fue el centro del mensaje que predicaron los apóstoles. (por ejemplo Hechos 1:22, 4:2,33; 17:18; 23:6; 24:21). Un ejemplo está en Hechos 2. La llegada del Espíritu Santo está explicada por Pedro como la prueba de que ha llegado el cumplimiento de las promesas de Dios ( Joel 2, Salmo 16,) de que Jesús tiene victoria sobre la muerte entonces es el esperado rey eterno en linaje de David, y el Hijo de Dios.
“Así que exaltado a la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que ustedes ven y oyen.” (2:33)
Su conclusión, después de mostrar todas las evidencias, era: “Sepa, pues, con certeza toda la casa de Israel, a que este Jesús a quien ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Cristo.” (2:36)
Pablo lo resumió más tarde en Romanos 1:4 – “… fue declarado Hijo de Dios con poder, conforme al Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos; nuestro Señor Jesucristo.”

¿Trabajamos juntos este tema?
Primero – conviene leer primero los relatos bíblicos de la resurrección: Lucas 24, Juan 20-21, Mateo 28: Marco 16:1-8, Hechos 1:1-11

Entonces, buscamos respuestas bíblicas a dos preguntas:

  • ¿Cuál es la importancia de la resurrección de Jesús para nosotros?
  • ¿De qué manera influye en mi testimonio como Cristiano?

Animo a todos a explorar los siguientes pasajes, y armar sus propias respuestas.

1. La importancia de la resurrección de Jesús en nuestra historia personal como creyentes:
1 Corintios 15:12-17, Efesios 2:4-6 (compara 1:18-21), Romanos 4:25, Romanos 5:9-11, Romanos 6:1-8

Resumen de respuestas de nuestro grupo:

  • Unidos a Cristo morimos al pecado, y unidos a la resurrección de Cristo tenemos vida nueva
  • Habiendo sido justificados, seremos salvos de la ira de Dios
  • Cristo resucitó para nuestra justificación
  • Nuestra resurrección y glorificación están ligadas a la resurrección de Cristo
  • La resurrección de Cristo es seguridad de que nosotros también vamos a resucitar

2. ¿Cuál es la importancia de la resurrección de Jesús en nuestro presente andar?
Juan 14:15-18, Mateo 28:18-20, Hechos 2:32-33, Romanos 8:26-27, 34, 1 Pedro 1:3,18 – 21
1 Corintios 15:15-17; 30-32; 57-58, Romanos 8:9-12, 6:4-5

Resumen de respuestas de nuestro grupo:

  • Predicamos, sufrimos, seguimos creyendo porque en la resurrección de Cristo tenemos la seguridad de que Cristo es el Hijo de Dios y tiene victoria sobre la muerte
  • Porque Jesús volvió al Padre mandó su Espíritu – el Consolador – para estar siempre con ellos
  • El Cristo resucitado tiene toda autoridad y nos mandó a hacer discípulos, pero prometió estar siempre con nosotros
  • Jesús está a la diestra de Dios intercediendo por nosotros – El Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad (en saber cómo orar)
  • Teniendo el Espíritu del Cristo vivo en nosotros, andemos en novedad de vida

3. ¿Cuál es la importancia de la resurrección de Jesús en el futuro?
Juan 11:25-26, Juan 14:1-3, 1 Corintios 15:19-50-58, 1 Juan 3:2, Hechos 17: 31 (compara Juan 5:27-29)

Resumen de respuestas de nuestro grupo:

  • Al haber creído en él y en su resurrección tenemos la promesa de vida eterna en su morada celestial
  • En la segunda venida de Cristo aquellos que están dormidos serán resucitados y aquellos que aún viven serán arrebatados con él
  • Cristo fue primicias de lo que van a resucitar – por su resurrección tenemos esperanza
  • Cuando Él se manifieste podremos estar ante su presencia y le veremos y seremos tal como él
  • Cuando vuelva Cristo seremos transformados en un cuerpo celestial, incorruptible, inmortal
  • La resurrección comprueba que Cristo será el juez del mundo

En base a las respuestas encontradas cada uno escribe una respuesta personal a la siguiente pregunta: (en palabras que puede entender un no creyente)
¿Por qué es importante para mí que Jesucristo vive hoy?

Les quiero animar a que tomen el tiempo de escribir tu propia respuesta a esta pregunta, a agradecer a Dios por este gran don, compartirlo con un amigo creyentes (para animarles a ellos), y luego a compartirlo con un amigo no creyente.

¡Y por último, compartir tu respuesta en la parte de comentarios de este artículo, y así estaremos todos animados!

Teresa Blowes

Defendiendo nuestra esperanza en la universidad – Por Teresa B.

En una clase de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, un profesor se burlaba de Dios – “Si una cosa no es medible, entonces no existe,” dijo “entonces lo lamento por ustedes cristianos, pero ¡Dios no existe!”

Los chicos quedaron callados. No sabían cómo responderle.

Personalmente me indigna que una persona que pretende ser entre los más preparados del país demuestra tan poca educación civil.

Pero la pregunta que queda para los estudiantes cristianos es ¿Cómo responder?
Por un lado, entrar en discusión probablemente terminaría en el fracaso porque en general los alumnos, no tienen el conocimiento necesario para defender su postura a nivel científico. Y si aun ganaran la batalla inmediata es poco probable que el profesor les escuchara hablar acerca de su fe.. Por el otro lado, encontrar una manera de devolver el insulto y hacer burla del profesor no solo significaría malas notas, sino que pondría al estudiante cristiano al mismo nivel de ofensivo que el profesor.

ev1

Con esta incógnita programamos una reunión de ABUA Buenos Aires, con el título “Siendo un Científico Cristiano en el mundo académico.” Contamos con la presencia de la Doctora Karina Levy, investigadora del CONICET y docente en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, y también con el apoyo de Alex Murray y (Doctor) Fede Ibarbalz – científicos que estuvieron vinculados a ABUA en sus tiempos de estudiante.

Continúa leyendo Defendiendo nuestra esperanza en la universidad – Por Teresa B.

Actuar desafía nuestra zona de confort – Por Abigail R

Verlo se disfruta; pero actuar, actuar desafía nuestra zona de confort y nos lleva al encuentro con el Hijo de Dios

El Experimento Marcos tiene la capacidad de Revivir el Evangelio rompiendo barreras de la manera más sencilla que pudiéramos imaginar.

En Córdoba tuvimos el privilegio de compartir con Martin Field, obrero para la ciudad de Córdoba y 17 estudiantes de diferentes ciudades del país (Tucumán, Corrientes, Resistencia, Salta, Buenos Aires y Rosario). Gracias a Dios se conformó el equipo de actores y la capacitación se llevó a cabo sin mayores imprevistos.

Fueron 3 días intensos donde los chicos pudieron revivir el evangelio a través de los ensayos, el compartir, las conversaciones y la comida. Un equipo de profesionales y colaboradores coordinados por Maribel Domenech ayudaron en todos los aspectos logísticos del Experimento Marcos. En esta capacitación, nuestros hermanos Argentinos contaban con un equipo de producción que transformó un frío gimnasio en un cálido salón dispuesto para recibir a los 170 invitados que llegaron.

Lightroom Edit-105

Continúa leyendo Actuar desafía nuestra zona de confort – Por Abigail R

Predicar la Biblia, ¿Una misión posible? por Yanina R.

Alguien dijo una vez que Dios no elige personas capacitadas sino que Él capacita a los elegidos. La misión de predicar las buenas nuevas del Reino ha sido encomendada a personas como vos y yo, con nuestros errores e imperfecciones. Si… Dios tiene sus maneras de hacer las cosas, no nos necesita realmente, pero desea usarnos ¡que privilegio! Por eso doy gracias por las oportunidades que Él pone delante para capacitar a sus hijos y hacernos más aptos para su obra.

Durante dos fines de semana del mes de mayo último participé del seminario de Predicación Expositiva de Langham Nivel 1 en la ciudad de Concepción, Tucumán, junto a hermanos y hermanas del lugar y amigos como Wilfredo Weigandt, del equipo de facilitadores de Córdoba y Alejandro Pistilli de Rosario. Fundado por el Rev. John Stott, este seminario tiene como propósito central apuntar hacia la “formación de una nueva generación de predicadores y maestros bíblicos”, proveyendo ayuda práctica y animando a aquellos que tienen un rol como predicadores y maestros bíblicos, ya sea como pastores, líderes laicos u obreros. Los seminarios se ofrecen en un programa de tres niveles diseñado para una capacitación sostenida por varios años.

yani

Continúa leyendo Predicar la Biblia, ¿Una misión posible? por Yanina R.

Preguntando se llega a Roma – Por Yanina R.

Hoy me fui a averiguar cómo hacer un trámite en mi trabajo.
Pregunté:
– Soy proveedor del estado y quiero saber ¿qué pasa cuando dejo de estar activa?
Me contestó
– Vas a estar inactiva.

Que importante saber hacer preguntas, ¿no? Reformulada la pregunta “¿Qué documentos debo presentar para que, una vez que esté inactiva, vuelva a estar activa?” encontré mi respuesta.

“La clave de una investigación buena, incluyendo la investigación de la Biblia es hacer las preguntas correctas.” Teresa Blowes

Que difícil se nos hace acercarnos al estudio de la Biblia. Muchas veces nos pasa que leemos pero nos cuesta entender o no le encontramos el sentido. ¿Por qué? Porque simplemente leemos sin detenernos a pensar y razonar lo que estamos leyendo, esto es hacer preguntas, pero haciéndolas de manera adecuada para hallar las respuestas que están allí y que no vemos a simple vista.

Cuando Jesús predicaba a la multitud utilizaba parábolas, las cuales no son más que relatos o cuentos que encierran una enseñanza. En la parábola del sembrador (Marcos 4:1-9) por ejemplo, la enseñanza no es fácil de captar, hay que cavar más profundo para entender. Y fue eso precisamente lo que los discípulos hicieron, le preguntaron a Jesús el porqué de esto ¿Qué significa? Las personas que estuvieron allí posiblemente no entendieron y se fueron a sus hogares solo con una bonita ilustración, los que se enriquecieron fueron los discípulos, que se animaron a preguntar ¡y tuvieron la interpretación y aplicación de su propio maestro!

Continúa leyendo Preguntando se llega a Roma – Por Yanina R.

Una sociedad conforme al corazón de Dios – Por Andrés R.

Vivimos hoy en una sociedad en la que existen enormes niveles de miseria.

No me refiero únicamente a la miseria material que significan la falta de trabajo, de recursos, de vivienda y de alimento, miseria que sufren millones y millones de hombres, mujeres y niños.

Me refiero, principalmente, a la miseria humana del resto de nosotros: de políticos y millonarios, de encargados de empresas, medios de comunicación, partidos, sindicatos e iglesias. Miseria del hombre y de la mujer promedios. De vos y de mí. ¡Miseria nuestra!

Sufrimos de una terrible falta de empatía, comprensión, compasión, y lo que es aún peor, de interés.

Según el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, el hambre mata más personas que el SIDA, la tuberculosis y la malaria juntas. Alrededor de 800 millones de personas no tiene alimentos suficientes. Casi la mitad de las muertes en niños menores a 5 años son causadas por nutrición deficiente. Más de 3 millones de niños mueren cada año por hambre y causas relacionadas al hambre. ¡1 niño muere cada 10 segundos por falta de acceso a una nutrición suficiente y saludable!

123-1024x680

Y la verdadera tragedia es que es evidente que no faltan recursos ni riqueza en el mundo como para tratar con la desnutrición crónica de millones de personas. Según el informe más reciente de Oxfam, «Una economía al servicio del 1%», publicado en enero de este año, para combatir con exito la pobreza, es ineludible hacer frente a la crisis de desigualdad: los 62 individuos más ricos tienen más riqueza que la mitad de la población mundial, ¡más que unos 3.600.000.000 de personas! El informe también señala que por primera vez se puede demostrar que ¡el 1% más rico de la población es aún más rica que el restante 99%! Y esa riqueza no se usa tanto para ayudar a los más desvalidos (tan necesitados), como se usa para manipular el juego político y económico para seguir recibiendo aún más beneficios, por encima de lo ya acumulado.

Continúa leyendo Una sociedad conforme al corazón de Dios – Por Andrés R.

La Cumbre sobre el Medio Oriente realizada en Buenos Aires

La Cumbre sobre el Medio Oriente realizada en Buenos Aires, Octubre, 2015. Lecciones, bendiciones y desafíos.

Hay que ser sensible a la voz de Dios y al hacerlo tener la voluntad de obedecerlo. Al escucharlo no subestimar lo que El nos habla ni tampoco tenerlo en poco. No tengo que pensar en la capacidad que YO tengo para realizar lo que Dios me manda hacer sino tengo que prestar más atención, más importancia, a la capacidad de Dios de cumplir lo que El dijo.

El poder de la oración, nuestra​ oración​, puede influir a los cristianos perseguidos mucho más de lo que imaginamos. Informarnos es muy importante para la oración. Algo práctico que se puede hacer es que antes de orar poder tener tiempo antes para leer alguna información sobre algún país donde se encuentren cristianos perseguidos.

Sara Raquel Lescano

Para trabajar en el medio oriente es muy importante involucrarnos con su cultura, con su gente, abrir tu corazón para que ellos te conozcan a ti también. Es necesario tener una previa capacitación sobre conocimiento de su cultura y sobre la manera en que ellos ven al mundo para así no lastimar sus corazones con diferentes acciones que uno pueda tomar al estar ahí. Para servir en el medio oriente es indispensable que uno los ame por quienes son​.
Si no eres capaz de amarlos, pues debes quedarte en el lugar que estas y apoyar de otra manera.

Jorge Samuel Lescano

Continúa leyendo La Cumbre sobre el Medio Oriente realizada en Buenos Aires