¿Qué me aportó ABUA? por Matthias Galle

Hay un tríada de eventos que impactaron mi vida espiritual. Como en las olimpíadas, las cosas que llegan al podio final. Mi conversión (o sea, la decisión personal de vivir la Gracia), la educación cristiana que recibí en mi hogar y ABUA. ABUA, no como en la institución, pero como un grupo de personas y los principios que transmitieron. ¿Qué principios? Bueno, los que más me marcaron a mi son dos.
Uno es la manera de leer la Biblia. Método inductivo, OIA (Observación, Interpretación, Aplicación), o como sea que se llame ahora. Habiendo llegado a la universidad de un pequeño pueblo de Córdoba, eso me salvó de varias crisis de fe. Poder estudiar la Biblia con sentido común, y no como un libro de magia; de una manera global, sin saltar a conclusiones apuradas y tratando de leer lo que dice y no lo que uno desearía leer, es la herramienta individual que más me ayuda aun hoy en mi caminar espiritual. Si no sabes de qué estoy hablando, andá a tu grupo local que seguro te lo explicarán con gusto (y de prepo seguro que organizarán un evento de formación).
Lo segundo es el énfasis en el estudiante. Ministerio estudiantil no sólo como ministerio hacia los estudiantes, pero también *de* los estudiantes. La pagina de la CIEE incluso lo pone como item número uno cuando se define: “somos estudiantes alcanzando a estudiantes”. Poniendo a un estudiante a dirigir un estudio bíblico, a organizar un campamento, a participar activamente en los distintos comités…. Todo eso es causa de fragilidad y de peligro de falta de continuación constante. Pero al mismo tiempo nada es tan formador como meter las manos uno mismo en la masa, y nadie le puede hablar mejor a un estudiante que otro estudiante. Es una convicción consciente de que es la mejor manera de (i) impactar estudiantes *y* (ii) formar a las personas. Los asesores y staff son cruciales para asegurar continuidad, brindar un esqueleto y transmitir la visión; y aun asi siempre me asombré de su humildad de dejar que gran parte del trabajo lo hagan los estudiantes.mgalle_pic

Matthias Gallé participó en ABUA durante sus estudios universitarios en Córdoba de 2002 a 2007. Actualmente vive con su esposa Cecilia (¡se conocieron por medio de ABUA!), y tres hijos en Grenoble (Francia) donde también trabaja como investigador en ciencias de la computación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *