Predicar la Biblia, ¿Una misión posible? por Yanina R.

Alguien dijo una vez que Dios no elige personas capacitadas sino que Él capacita a los elegidos. La misión de predicar las buenas nuevas del Reino ha sido encomendada a personas como vos y yo, con nuestros errores e imperfecciones. Si… Dios tiene sus maneras de hacer las cosas, no nos necesita realmente, pero desea usarnos ¡que privilegio! Por eso doy gracias por las oportunidades que Él pone delante para capacitar a sus hijos y hacernos más aptos para su obra.

Durante dos fines de semana del mes de mayo último participé del seminario de Predicación Expositiva de Langham Nivel 1 en la ciudad de Concepción, Tucumán, junto a hermanos y hermanas del lugar y amigos como Wilfredo Weigandt, del equipo de facilitadores de Córdoba y Alejandro Pistilli de Rosario. Fundado por el Rev. John Stott, este seminario tiene como propósito central apuntar hacia la “formación de una nueva generación de predicadores y maestros bíblicos”, proveyendo ayuda práctica y animando a aquellos que tienen un rol como predicadores y maestros bíblicos, ya sea como pastores, líderes laicos u obreros. Los seminarios se ofrecen en un programa de tres niveles diseñado para una capacitación sostenida por varios años.

yani

Estos días en Concepción fueron muy desafiantes, de “desaprender lo aprendido”, de quitarnos los lentes y acercarnos con otra mirada al texto bíblico, para entenderlo como Dios quiso expresarlo en su momento, entendiendo su contexto geográfico, histórico-cultural y editorial, pero también tratando de “desenterrar” esa enseñanza que está ahí para nosotros hoy, de cruzar el puente entre el mundo antiguo y nuestra audiencia contemporánea. Y fundamentalmente, ver la manera de cómo compartir dicha enseñanza a los demás, de transmitirla fielmente, que sea el texto el que hable.

“En una predicación expositiva el texto bíblico es quien dirige un sermón de principio al fin. Esto también significa que el predicador pasará la mayor parte de su tiempo tratando de entender el significado de su texto.” – Alejandro Peluffo, pastor en la Iglesia Bautista Misionera.

Uno de los puntos más significativos para mí de Langham fue la dinámica de trabajo en grupo, enriquece mucho tener la mirada del otro y aprender juntos. ¡Que distinto hubiese sido si lo hacíamos individualmente! Gracias Señor por crearnos en comunidad.
Quiero animarte a que, si tienes la oportunidad de tomar esta capacitación, no dudes en hacerlo. Requiere un compromiso y mucha dedicación, incluso quemarse una que otra pestaña en el proceso, pero…¡vale la pena invertir para el Señor y su Reino! Que Él quiera usarnos para hablar a su pueblo debe ser un motivador que nos impulse a cada día tratar de ser mejores. Piensa que nuestra predicación no debe ser acerca de la Biblia, no lo que nos parece que dice sino predicar la Biblia misma, presentar la Escritura completa y exactamente como Dios quiere que sea, ser portavoces de esa Verdad que transforma vidas.

Yanina Rivainera

One Reply to “Predicar la Biblia, ¿Una misión posible? por Yanina R.”

  1. Pedro Blowes

    Buenisimas tus reflexiones sobre la experiencia con el taller de Langham, Yanina. Fue por medio de ABUA que los talleres de Langham empezaron en Argentina, y gracias a hermanos mayores de ABUA que siguen. Que la palabra nos revele la agenda de Dios es fundamental. El conoce nuestra realidad perfectamente bien. Que nos ubiquemos debajo la palabra y no por encima – es la respuesta apropiada.

    Felicitaciones a Wilfredo y su equipo – y que sigamos fortaleciendo los vinculos entre ABUA y Langham y no desperdiciar las hermosas oportunidades que disponen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *